Espejito, espejito mágico...

lunes, 02 mayo 2016

Espejito, espejito mágico...

Los espejos son un elemento decorativo que encontramos en cada vivienda. Son muy prácticos y además tienen la función de ayudar a ampliar ópticamente los espacios.

Los espejos existen desde los tiempos más antiguos. Se han encontrado piezas incluso de 5.000 años de antigüedad. Se trata de bronce pulido que ya se menciona incluso en la Biblia.

El espejo más antiguo conservado pertenece al siglo II d.C.

Tipos de espejos

Hay espejos en todos los estilos y formas imaginables. Con y sin cenefa, fragmentados, redondos o cuadrados. La interesante función óptica de profundidad la garantizan en cualquier lugar.

Material

La mayoría de espejos tienen una capa de plata, cobre o aluminio sobre la cual se coloca la lámina de vidrio.

La calidad juega un papel importante ya que si compras un espejo grande, debes tener en cuenta su grosor. Debe tener al menos 3 mm ya que sino podría curvarse o quebrarse. Un espejo demasiado grueso tampoco es una buena idea si lo quieres colgar, ya que entonces podría resultar demasiado pesado. El grosor ideal ronda los 3-6 mm.

Si tienes niños pequeños debes considerar la importancia de los espejos de seguridad, resistentes a la caída, para que no se rompan ni se hagan añicos que se esparzan por todas partes. Los espejos de seguridad tienen esta protección integrada. Este tipo de cristal tiene unos 8 mm de grosor y es muy pesado. Otra posibilidad es pegar una capa de protección, una especie de película que protegería el espejo en caso de caída.

Elección del lugar adecuado

Un espejo colocado en el lugar adecuado, puede dar el toque que faltaba en una estancia.

  • Ampliar el espacio: debido a la reflexión de la luz, los espejos pueden ampliar visualmente un espacio y hacerlo más luminoso. Ten en cuenta el tamaño. Un espejo demasiado grande podría resultar molesto.

  • Efectos: Un espejo puede sustituir el efecto que hace una ventana en la habitación. Sobre el cabecero de la cama puede dar sensación de ampliar el espacio y de simetría.

  • Punto de atracción: Es el punto clave de la habitación y hay espejos con formas extraordinarias que pueden embellecer los espacios con estilo.

¿Dónde no puede faltar un espejo?

Aunque no hay nada establecido, uno de los lugares donde un espejo es necesario es el baño. La funcionalidad es de suma importancia y la iluminación debe proceder de arriba y de los lados. Un armario con espejo es especialmente práctico ya que además proporciona espacio de almacenamiento. 

En el dormitorio, al lado del armario resulta muy práctico un espejo hasta el suelo para poder vestirse y comprobar si todo está en orden.

Un espejo en el vestíbulo o en el pasillo, también resulta práctico para ver justo antes de salir de casa nuestro aspecto.