lunes, 26 enero 2015

El Arte de Poner la Mesa

Poner la mesa correctamente es un arte en sí mismo: platos, vasos, servilletas y cubiertos se tienen que colocar en el lugar adecuado, y la sal y la pimienta no pueden faltar. La decoración no debe ser demasiado alta para poder ver al comensal de enfrente. Y en cuanto al mantel, el clásico de siempre debe ser blanco. Cuanto más blanco, más festivo.

Para decorar la mesa, es imprescindible un centro de mesa con un jarrón y flores frescas. La iluminación también juega un papel muy importante. Las velas en candelabros y portavelas ofrecen iluminación y también una estancia más acogedora y romántica. Se puede jugar con los colores de la vajilla y los vasos. Si éstos son de líneas sencillas, se pueden combinar con un bajoplato de otro color o estampados.

A la hora de colocar los cubiertos, recuerda: los cubiertos se colocan de forma que el primero que hay que utilizar esté en el exterior. ¡No te olvides de tus invitados zurdos! A ellos les encantará el detalle de poder empezar la velada con los cubiertos en su sitio correcto.

En cuanto a los vasos, es importante tener un vaso para cada bebida. Normalmente se suele colocar el vaso del agua en el extremo derecho, seguido del vaso de vino blanco y otro para el vino tinto. Si alguien se decide por beber cerveza, se pueden retirar los vasos de vino de la mesa para poder tener más espacio. Además si es una ocasión especial deberá contarse con copas de champagne para celebrar la ocasión.

Otra cosa que no puede faltar son las servilletas. Éstas se puede colocar sobre el plato del pan con un anillo para servilletas a la derecha. No te olvides de colocar unas paneras para que cada comensal pueda coger el pan que desee.

Más consejos:

  • No coloques palillos de dientes sobre la mesa, ya que no siguen el protocolo.
  • No uses manteles con manchas.
  • No sobrecargues la decoración de mesa, para evitar irritar a los invitados con falta de espacio.
  • No coloques ceniceros sobre la mesa si alguno de tus invitados no fuma. Esto evitará que los otros fumen. Si todos tus invitados son fumadores, coloca un cenicero con estilo.
  • Evita que la mesa cojee.
  • Intenta tener flores frescas para tus centros de mesa, y nunca utilices macetas con tierra.

Con todos estos consejos, ¡esperamos que puedas disfrutar de una gran velada y del orgullo de ser un gran anfitrión!