Ideas para un balcón perfecto

lunes, 04 abril 2016

Ideas para un balcón perfecto

Los diseñadores centran muchas veces la atención en las diferentes estancias del hogar y en el mobiliario, dejando un poco de lado la importancia de la decoración de los balcones. En este lugar de la casa podemos hacernos un estupendo rinconcito y pasar las horas muertas ahí. Para ello te traemos algunos consejos.

La mayoría de los balcones tienen gran potencial y hoy en día existen muchas posibilidades para poder sacarles mayor partido.

Escoge tu estilo

Hay que empezar por lo básico: escoger el estilo que queremos que nuestro balcón tenga. Con asientos para exterior y muchas plantas grandes, verdes y sin apenas flores conseguiremos un ambiente tipo lounge. Tal vez te apetezca más tener un estilo tipo maritimo con muebles azules y blancos o quizás un estilo más oriental. Decide qué es lo que más te gusta y decora tu balcón. Los límites son los límites de tu imaginación.

La importancia del suelo

Una vez que hayas escogido un estilo u otro, debes encargarte de buscar un suelo adecuado. Existe una gran variedad de preciosas alfombras para exteriores, pero lo más fácil para limpiar son las baldosas o la madera. La madera es más agradable cuando hace mucho calor, ya que las baldosas queman cuando les da el sol. Si no puedes realizar reformas porque vives en un piso alquilado, también hay una gran variedad de opciones por las que puedes optar sin hacer obras, como por ejemplo, tarimas de madera desmontables.

Colores para dar alegría

La manera más sencilla de dar vida a un lugar es utilizar diferentes colores: pinta la pared o algún mueble viejo que tengas, utiliza mesas, accesorios y vajilla de diferentes colores. De este modo conseguirás que tu balcón luzca mucho más.

¿Qué hago si tengo un balcón muy pequeño?

Todos los balcones, sin importar el tamaño, son susceptibles de ser acogedores. Si tienes un balcón demasiado pequeño, la solución es ahorrar espacio mediante muebles plegables y ganchos en la pared para poder colgarlos cuando no se usen. Para colocar las plantas puedes utilizar macetas colgantes, colgarlas del techo, de la pared o ponerlas sobre la barandilla del balcón. También puedes utilizar alguna estantería vieja o caja pequeña para poner en una esquina y colocar las plantas sobre y dentro de ella, para tener una esquina verde sin ocupar demasiado.

Lograr la atmósfera que buscas mediante la iluminación

Es obvio que por la noche necesitarás algún tipo de iluminación. Para ello puedes utilizar por ejemplo lámparas de aceite o farolillos y para los balcones más grandes, incluso braseros para tener como una pequeña hoguera. El fuego siempre da sensación de calidez y hace que los ambientes sean más acogedores. No obstante, si prefieres luz eléctrica, hoy en día existe un gran número de lámparas LED que funcionan con muy poca electricidad o con pilas. Si buscas ahorrar y contribuir al medioambiente, también puedes optar por una pequeña lámpara solar que se adapte a tu balcón.

Las diferencias de la orientación de nuestro balcón

Los puntos cardinales juegan un papel muy importante en la disposición de nuestro balcón: tener  una tumbona en un balcón orientado hacia el norte no tiene mucho sentido.

Lo ideal para pasar las horas al sol es un balcón orientado hacia el sur. Si es lo suficientemente grande, podemos colocar muebles cómodos sobre los que tumbarnos o sentarnos para tomar el sol, teniendo en cuenta también que en verano puede convertirse en un auténtico asadero y que podríamos necesitar algún tipo de protección del sol, como un parasol o persiana. Hay que tener en cuenta también las plantas que elegimos, ya que estas deben de soportar la luz solar directa, ¡y nunca olvidarnos de regarlas!

Los balcones orientados al este y al oeste tienen medio día al sol. Los que estén orientados al este tendrán luz por las mañanas, por lo que son perfectos para colocar una mesa para dos y desayunar cuando nos apetezca. Los balcones que estén orientados hacia el oeste, son ideales para la gente que trabaja fuera de casa, ya que al llegar a casa, si hace sol, aún podrán disfrutar de él un rato. Para estos balcones hay que utilizar plantas que necesiten sol y sombra.

Los balcones orientados al norte son la mejor opción para los que no busquen tanto sol y quieran un poco más de frescor en los días calurosos. Ten en cuenta que los muebles no se secarán con el sol, por lo que deben ser de mejor calidad para que no se llenen de moho. Es necesario limpiar los muebles de madera en profundidad tras el verano, para que no se estropeen. En cuanto a las plantas, utilizar las que menos luz necesiten.