La elección de la alfombra adecuada

martes, 23 febrero 2016

La elección de la alfombra adecuada

Las alfombras son un elemento decorativo que se encarga de aportar comodidad y un toque especial a las estancias. Cuando se elige una alfombra se pueden cometer errores. Te proponemos aquí algunos consejos.

Existe una gran variedad de tipos de alfombras. Acerca de los tipos de alfombras orientales podrían escribirse libros enteros. Las alfombras sirven como soporte de algunos muebles, como elemento decorativo atractivo. La limpieza es más fácil sin alfombras, pero un suelo vacío no es capaz de crear un espacio igual de acogedor. 

Material

Las alfombras están hechas de materiales muy diferentes y cada uno de ellos tiene ventajas y desventajas.

Las alfombras de fibras naturales son nobles y elegantes y resultan adecuadas en este tipo de espacios. 

Las alfombras con pelo largo favorecen un ambiente más cálido y confortable por lo que son adecuadas para la sala de estar y el dormitorio.

Las alfombras de pelo corto son ideales para el comedor ya que son más fáciles de limpiar.

Las alfombras de plástico son resistentes y adecuadas incluso para exteriores.

Tamaño

El error más común a la hora de comprar una alfombra es que sea demasiado pequeña y no vaya bien con el espacio que habías pensado. Por este motivo es importante medir bien el espacio donde tienes pensado colocarla. 

Debes tener en cuenta que una alfombra no obstruya el espacio de entrada y pueda abrirse la puerta sin problemas.

En el caso del sofá, hay que pensar si comprar una alfombra pequeña o una grande en la que pongamos encima el sofá. Si te decides por esta opción, entonces tiene que sobresalir al menos 10 cm a los lados.

En el comedor todo tiene que tener espacio. No queda bien que sólo la mesa tenga espacio encima de la alfombra y las sillas no, así que la alfombra ha de ser al menos 70 cm más larga y ancha que la misma mesa.

Estilo

Hay que ajustar la alfombra al resto de la decoración de la estancia. Hay alfombras para cada estilo por lo que es recomendable que te tomes suficiente tiempo la hora de seleccionar la que más convenga.

Si la decoración general de la estancia es simple, entonces puedes permitirte una alfombra llamativa o con algún dibujo. Si es al revés, entonces te recomendamos una alfombra simple de un sólo color.

Color

Con este aspecto puedes encargarte de proporcionar contraste o de resaltar. Para un conjunto homogéneo la alfombra debe ser del mismo tono que el resto de la decoración. No se recomienda usar más de tres colores en una habitación.

En el salón se recomienda que la alfombra sea un poco más clara o un poco más oscura que el sofá. Si el sofá es estampado, entonces se recomienda que la alfombra sea lisa.

Los colores más claros hacen que una habitación parezca más grande, los oscuros en cambio tienen el efecto contrario. Piensa en esto a la hora de hacer la elección. 

Forma y orientación

La alfombra estándar es rectangular. Sin embargo, también las hay de muchas otras formas. Si colocas una alfombra torcida respecto a la pared conseguirás un aspecto dinámico. Si la colocas de forma paralela entonces aporta más paz a la estancia.

Tu gusto

Este es el principio más importante de todos a la hora de hacer la elección, que te guste.