Como vivir en un palacio

martes, 15 diciembre 2015

Como vivir en un palacio

¿A quién no le gustaría volver a casa y estar rodeado de glamour? Para ello no se necesita tener una gran mansión, tan sólo hace falta tener en cuenta algunos detalles para poder hacer de un pequeño apartamento, una vivienda glamurosa. Aquí los puntos clave para conseguirlo:

Lámparas de araña

No hay ninguna lámpara que sea más glamurosa, ostentosa e imperial que una lámpara de araña. Es la pieza clave de una estancia glamurosa, dado que concede opulencia a cualquier lugar. El color de la lámpara es lo menos importante (plateada, dorada, negra, blanca...)

Papel de pared

Empapelar las paredes era algo muy pasado de moda en los últimos tiempos, pero ahora han vuelto y son perfectas para darle a las paredes de tu casa un nuevo toque. Los papeles tipo barroco son un elemento imprescindible para conseguir un look lleno de glamour. Lo mejor es escoger colores discretos, tal vez una textura suave... Los modelos de estos tipos de papel de pared decoran a la perfección cualquier pared y son especialmente adecuados para el dormitorio.

Los materiales perfectos

Una casa glamurosa es la combinación exacta de materiales de primera calidad con un diseño con estilo. Cobre, cromo, dorado, cristal son tan sólo algunas palabras clave. En el material, sin embargo, no hay libertad de movimiento: seda, seda y más seda. Da igual que sea en cojines, en sofás, en sillas, en alfombras, en mesas, en velas... Este es el material por antonomasia y no debe faltar bajo ningún concepto. Se pueden combinar diferentes tipos de seda y en diferentes colores. por ejemplo, rosa palo con violeta.

Que todo brille y reluzca

Cuanto más brille todo, mejor. Los reflejos son también una parte clave del glamour, por lo que es ideal utilizar espejos en todas partes. Estos deben ser bastante grandes y el marco tener detalles dorados o plateados. Se pueden colgar de la pared o ponerlos sobre alguna mesita auxiliar. La palabra clave es "Sunburst-Mirror", que es un espejo con forma de sol que no debe faltar bajo ningún concepto.

Las superficies reflectantes también son importantes, no importa si son tan sólo una parte de algún mueble o de nuestro sofá: lo importante es que brille y refleje.

Decoración de pared exclusiva

Fotografías clásicas en blanco y negro con temas elegantes son ideales. Colocar los cuadros de manera simétrica puede causar el efecto de estar en una glamurosa galería de arte.

También cabe destacar las lámparas de pared extravagantes. Aquí la fantasía no tiene límites: desde modernas hasta tradicionales, todo está permitido. Colocar unas lámparas con forma de astas doradas en el salón da una gran personalidad, así como las lámparas extravagantes.

El color marca la diferencia 

Una casa glamurosa está llena de colores fuertes y matices lujosos. Las mejores elecciones de color son violeta, púrpura, gris oscuro, negro, beige, marrón claro y tonalidades de gris. Los puntos que queremos destacar se pueden hacer con colores metálicos como plateado y dorado. Si los colores por lo general son demasiado oscuros, puedes utilizar accesorios en violeta claro para marcar el acento. Los elementos decorativos dorados dan un toque especialmente glamuroso. Puedes customizar tus elementos decorativos utilizando un barniz craquelado para que parezcan más antiguos. Estas piezas hechas a mano son totalmente únicas y le concederán a tu hogar un toque totalmente exclusivo.

Accesorios

Tan sólo los accesorios adecuados conseguirán dar el toque final y causar impacto. En el dormitorio conseguirás esa elegancia mediante fina ropa de cama y muchos cojines, colocados en un orden estricto. Elegantes lámparas de mesa de noche, fotos de familia con pomposos marcos y flores frescas son perfectos.

No te olvides de poner cojines brillantes y una manta de piel en el salón. Las cortinas de seda pondrán la guinda al pastel.

Con estos consejos podrás darle ese toque de glamour a tu hogar. Recuerda que todo lo que te guste está permitido. Puedes romper con el estilo y mezclarlo con otros, de manera que obtengas algo totalmente único y adaptado a tu gusto particular.