Hamacas - Simplemente Cómodas

lunes, 17 agosto 2015

Hamacas - Simplemente Cómodas

Las hamacas se pueden usar al aire libre para disfrutar de un par de horas de sol o también, se pueden usar en el interior. Son muy cómodas y ofrecen una experiencia de confort inigualable. Se inventaron en América Latina. Hoy en día, las hamacas se pueden encontrar en todas partes.

Historia de la hamaca

Básicamente las hamacas se hicieron para descansar, tal como las camas. A diferencia de una cama, una hamaca se suspende de dos puntos fijos.  

Los orígenes de la palabra hamaca proviene de la isla de Haití. Allí las hamacas se llamaban "hamáka". Fue Colón cuando en 1492, se puso en contacto con ella. Originariamente se utilizaban como protección contra animales peligrosos, de la suciedad y la humedad. Después, la idea se exportó a Europa, y hoy en día, se conoce en todo el mundo.

Los europeos utilizaron la hamaca principalmente para la navegación. Esta forma de dormir tradicional ofrecía varias ventajas. La producción no era cara, no ocupaban mucho espacio y parecían tener el movimiento de balanceo natural de la nave. De esta manera, se podía dormir de forma más reparadora y no se caían cuando el barco se balanceaba. 

Tipos de hamaca

Las hamacas se pueden clasificar de acuerdo con dos criterios: el tipo de superficie de reposo y si se tiene base.

La tela y la malla de las hamacas es el criterio principal. Estos últimos están generalmente vinculados a formar un tejido. Tradicionalmente las hamacas mexicanas no tienen nudos. Por lo tanto, la superficie de reposo se adapta mejor a la forma del cuerpo. Básicamente, la comodidad de una hamaca depende del tamaño de malla y del nudo.

La base de la hamaca es otro criterio. Algunas hamacas tienen base para que el peso se distribuya de forma estable. De esta manera, se evita caerse por distribución de peso incorrecta.

Hamacas y accesorios en InStyleDeco. Pincha aquí.