Feng Shui en el Salón

martes, 12 mayo 2015

Feng Shui en el Salón

El Feng Shui es una teoría taoísta de armonía de China. El objetivo de esta enseñanza es la armonización del hombre con su medio ambiente. Esto se logra a través de un diseño consciente de espacios de vida. Nos vamos a centrar ahora en el salón.

El salón se utiliza de muchas maneras. Algunas personas lo utilizan como punto de reunión en la que familiares y amigos se reúnen, otros lo utilizan para trabajar allí. En algunos hogares se come en el salón, en otros, se utiliza para la relajación. A menudo, el salón cuenta con múltiples funciones. Es un lugar de descanso, pero también es un lugar de entretenimiento y de encuentro. Es importante crear equilibrio y armonía en este espacio. A continuación te proponemos los mejores consejos para que el "Chi" pueda fluir libremente.

  • El número muebles debe adaptarse al tamaño de habitación. Una habitación pequeña no debe llenarse demasiado. Esto garantiza que el flujo de energía no se perturbe. Los espejos pueden contribuir a una expansión óptica de espacio.
  • La mesa y las sillas se colocan con el respaldo contra la pared de modo que la vista esté orientada cuando nos sentemos hacia la habitación o hacia la ventana. Con la espalda hacia la pared se protege la mente de modo que el subconsciente descansa.
  • El centro de la habitación debe permanecer libre, puedes destacarlo por ejemplo con una alfombra redonda, de modo que emane fuerza y paz.
  • Las esquinas y bordes de las paredes y los muebles, pueden cubrirse con plantas y "suavizar", esto contribuye a un ambiente más relajado.
  • Los puntos de luz contribuyen a la vitalidad y la armonía. En lugar de poner un único punto de luz en el techo, es aconsejable distribuir varias fuentes más pequeñas. La iluminación indirecta es óptima, especialmente cuando se ve la televisión. A través de múltiples fuentes de luz se crea un balance entre la luz y la oscuridad, lo que crea un efecto positivo sobre el estado de ánimo.
  • Lo importante es que el salón no se encargue de satisfacer propósitos demasiado distintos. Esto interrumpe el flujo de energía y este espacio podría convertirse en algo confuso.
  • La combinación de colores también es de vital importancia. Si lo utilizas para comer, el rojo, naranja y blanco serán muy adecuados. Si lo utilizas para trabajar entonces es recomendable el azul, verde y blanco. En principio la tranquilidad predomina cuando los colores terrosos y blanquecinos están presentes. Para que no resulte monótona o aburrida puedes utilizar accesorios de colores. En primavera y verano te recomendamos verde y en cambio para el otoño o invierno rojo, naranja y lila se encargan de una atmósfera equilibrada.