Sentarse Alrededor del Fuego - Una Costumbre Antigua & Alegre que Llega hasta la Actualidad

martes, 05 mayo 2015

Sentarse Alrededor del Fuego - Una Costumbre Antigua & Alegre que Llega hasta la Actualidad

El fuego es un elemento esencial y fascinante de la Tierra. El resplandor vacilante, la luminosidad y la calidez nos transportan de un modo tal que somos capaces de olvidar el mundo a nuestro alrededor. Alrededor del fuego podemos comer, cantar canciones o simplemente observarlo. La técnica actual nos permite incluso disfrutar de este elemento tanto dentro como fuera.

Si echamos una mirada hacia atrás, el hombre no sabía como controlar y escapar de este elemento, como por ejemplo después de un rayo. Por otro lado éramos los únicos seres vivos que no temían el fuego y lo usaban para su propio beneficio. También se usaba para iluminar templos de dioses y diosas en los que no se permitía que este fuego se extinguiese. Posteriormente el fuego se encargaba de darnos luz, calentarnos y proporcionarnos la oportunidad de calentar la comida.

Después el hombre aprendió a encenderlo, al igual que los niños hoy en día prueban con piedras y palos. Las primeras cerillas se inventaron en 1806 y el mundo cambió. De este modo el fuego estaba al alcance de todos, pero se trataba de algo peligroso, capaz de crear multitud de daños.

En la actualidad el fuego sigue pudiendo crear daños y es por esto que los accesorios para chimeneas en los que podemos encender fuego en nuestras viviendas son construcciones especiales para que podamos disfrutar de este elemento de un modo seguro. El vidrio, por ejemplo se encarga de permitirnos ver el brillante color de las llamas en una atmósfera de seguridad. Sin el fuego la humanidad no podría seguir existiendo. Nuestra Vitrina "Flame Square" y la Glass Fire "Yanick" están diseñados para que sigas disfrutando del ambiente acogedor que crea el fuego pero sin correr ningún riesgo.